A través del proceso de cata se puntuan las características más importantes que van a diferenciar un producto de elevada calidad de otro inferior.  
  El aspecto visual es muy importante, será la primera toma de contacto con el producto.
A continuación se evalúa la textura del pimiento antes de pasar a probarlo. Las sensaciones
residuales del sabor y el olor retronasal son la última calificación a la que son sometidos los pimientos.

 
 
TABLAS: ASPECTO VISUAL TEXTURA SABOR PRIMARIO REGUSTO
 
  Valorados todos estos parámetros se reflejan en la ficha de cata:

 
  PARÁMETROS      
Nº MUESTRA COLOR UNIFOR. QUEMADO CALDO SEMILL. AMARGO HUMO PUNTUACIÓN (*) CALIFICACIÓN (**) OBSERV.
1                    
2                    
3                    
4                    
La valoración es de 1 a 5 según resultados de las tablas
(*) La puntuación se obtiene aplicando la fórmula: 0,99 Color + 0,81 Uniformidad + 0,70 Quemado + 0,66 Caldo + 0,99 Semillas
+ 0,82 Amargo + 0,80 Humo
(**) Según la escala: > 21= Excelente; Entre 21 y 16,1= Muy Buena; Entre 16,1 y 11= Aceptable; < 11= Mala